Conoce por que los ejercicios de cardio son mejores que los de fuerza


En el universo fitness, ningún debate resulta tan polémico como el que sigue ¿Ejercicios de cardio o de fuerza? ¿Cuál de ellos resulta ser mejor? Mientras algunos nada más al entrar al gimnasio prefieren subirse a la cinta y realizar unos cuantos kilómetros bien corriendo o andando, otros van a ir directamente a las mancuernas para endurecer los músculos.

En cuanto a cuál resulta mejor de los dos, esto solo va a depender de las metas que se establezcan y los gustos de cada persona.

Pero, a pesar de que según Farmacias del Ahorro, se piensa que el ejercicio de fuerza quema muchas más calorías, una nueva investigación ha demostrado que el de cardio tiene las posibilidades de ofrecer más bondades en relación al metabolismo. Investigadores de la Universidad de Copenhague revelaron las diferencias entre las estadísticas de producción de hormonas luego de que un conjunto de deportistas completara los entrenamientos tanto de resistencia como de pesas.

Usar la cinta acelera el metabolismo

Este estudio, contó con la participación de diez hombres sanos jóvenes que se dividieron en dos agrupaciones para hacer ambos entrenamientos solo una vez a la semana. Los que realizaron cardio se subieron a la cinta, mientras que los de fuerza idearon un programa de diez ejercicios distintos diseñados para ejercitar cada uno de los principales grupos de músculos, como tríceps, pechos, cuádriceps y bíceps.

Luego de culminar los entrenamientos, de una hora de duración cada uno, se hicieron muestras de sangre durante cuatro horas con el fin de medir los niveles de bilis, azúcar, ácido láctico en la sangre.
El análisis comprobó que los que se habían subido a la bicicleta experimentaron un incremento significativo en la producción de la hormona FGF21, la cual brinda una gran cantidad de efectos positivos en el metabolismo, el proceso por el cual nuestro organismo transforma los alimentos en energía.

¿Por qué es de importancia incrementar la tasa metabólica? Ya que cuanto mayor resulte, más calorías se van a quemar en reposo, lo que posiblemente te ayude a incrementar la pérdida de peso.
Por ello, aquellos que usaron la bicicleta tuvieron un incremento tres veces mayor en la generación de la FGF21 que los que entrenaron con pesas, quienes no experimentaron ningún cambio con respecto a la generación de esa hormona en sí.

Que el entrenamiento afecte a la generación de hormonas es algo nuevo

“Para nosotros nos llena de emoción ver como las distintas maneras de actividad física verdaderamente afectan al organismo de forma diferente”, dijo el coautor de la investigación, Christoffer Clemmensen.

“Vimos los efectos de distintitos estilos de entrenamiento sobre hormonas como la insulina o la adrenalina durante una gran cantidad de tiempo, pero el hecho de que el ejercicio cardiovascular y el de fuerza afecten de forma desigual para la generación de hormonas FGF es algo sumamente nuevo para nosotros”, añade.

El especialista indica que los resultados pueden ser muy significativos con respecto al estudio en curso sobre el potencial de la FGF21 para ser usado como medicina contra la obesidad, los trastornos metabólicos o las diabetes.