Siete curiosidades sobre el yogurt: ¿Por qué debes incorporarlo a tu dieta?


Nunca ha habido tanta variedad de yogur en el mercado como hoy. Los tipos varían para todos los gustos: están los líquidos-listos para beber –, los cremosos, para consumir con cuchara; hay de los puros, sin sabor, a los azucarados con azúcar o edulcorante, e incluso hechos con miel, desnatada o integral.

Este derivado de la leche forma parte de la lista de los superalimentos, es decir, a cada pedazo consumido, ¡una gran cantidad de nutrientes que benefician al organismo nos acompaña!

Versátil y delicioso, el yogur cabe en diferentes partes del día. Podría ser en un sabroso desayuno, en el almuerzo de la tarde, o incluso en una receta. Es importante mantener una dieta equilibrada cuando se consume yogur, ya que aunque aporte muchos beneficios al cuerpo, la comida no puede hacer milagros por sí sola.

Conoce, a continuación algunas de las mejores propiedades del yogur para nuestra salud:


  1. Proteína: nutriente importante para la formación y el mantenimiento de nuestras células, que formarán nuestros tejidos y órganos. Es imprescindible que los niños garanticen el crecimiento y el desarrollo y que los adultos y las personas mayores recuperen y mantengan las células rejuvenecidas.
  2. Calcio: mineral necesario para que tengamos huesos y dientes sanos, evitando así el raquitismo, la osteopenia o la osteoporosis. Además, es importante para la contracción de nuestros músculos y participa de la transmisión de los impulsos nerviosos.
  3. Vitamina D: vitamina que, junto al calcio, participa en la formación y el mantenimiento de los huesos. Además, los estudios indican que la falta de vitamina D está relacionada con el sobrepeso y la mayor predisposición a la diabetes.
  4. Probióticos: algunos yogures tienen una mayor acción probiótica, ya que poseen bacterias beneficiosas, importantes para el equilibrio de la flora intestinal. Cuanto mayor sea ese equilibrio, mejor será la absorción de los nutrientes. La acción probiótica también ayuda a adelgazar.
  5. En lugar de la leche: en el desayuno, la merienda de la tarde y/o la merienda de la noche, el yogur puede utilizarse solo, con fruta picada in natura o seca, o batido con fruta, como la vitamina.
  6. Salsas y aderezos: también es una buena opción para variar la salsa de ensalada. En este caso, se utilizará el tipo natural, más hierbas finas, mostaza en polvo o pepino de picadillo, que sustituya bien los aderezos a base de mayonesa o crema de leche rica en grasa.
  7. Versatilidad: Versátil y delicioso, el yogur puede consumirse a cualquier hora del día.