Siete curiosidades sobre el yogurt: ¿Por qué debes incorporarlo a tu dieta?


Nunca ha habido tanta variedad de yogur en el mercado como hoy. Los tipos varían para todos los gustos: están los líquidos-listos para beber –, los cremosos, para consumir con cuchara; hay de los puros, sin sabor, a los azucarados con azúcar o edulcorante, e incluso hechos con miel, desnatada o integral.

Este derivado de la leche forma parte de la lista de los superalimentos, es decir, a cada pedazo consumido, ¡una gran cantidad de nutrientes que benefician al organismo nos acompaña!

Versátil y delicioso, el yogur cabe en diferentes partes del día. Podría ser en un sabroso desayuno, en el almuerzo de la tarde, o incluso en una receta. Es importante mantener una dieta equilibrada cuando se consume yogur, ya que aunque aporte muchos beneficios al cuerpo, la comida no puede hacer milagros por sí sola.

Conoce, a continuación algunas de las mejores propiedades del yogur para nuestra salud:


  1. Proteína: nutriente importante para la formación y el mantenimiento de nuestras células, que formarán nuestros tejidos y órganos. Es imprescindible que los niños garanticen el crecimiento y el desarrollo y que los adultos y las personas mayores recuperen y mantengan las células rejuvenecidas.
  2. Calcio: mineral necesario para que tengamos huesos y dientes sanos, evitando así el raquitismo, la osteopenia o la osteoporosis. Además, es importante para la contracción de nuestros músculos y participa de la transmisión de los impulsos nerviosos.
  3. Vitamina D: vitamina que, junto al calcio, participa en la formación y el mantenimiento de los huesos. Además, los estudios indican que la falta de vitamina D está relacionada con el sobrepeso y la mayor predisposición a la diabetes.
  4. Probióticos: algunos yogures tienen una mayor acción probiótica, ya que poseen bacterias beneficiosas, importantes para el equilibrio de la flora intestinal. Cuanto mayor sea ese equilibrio, mejor será la absorción de los nutrientes. La acción probiótica también ayuda a adelgazar.
  5. En lugar de la leche: en el desayuno, la merienda de la tarde y/o la merienda de la noche, el yogur puede utilizarse solo, con fruta picada in natura o seca, o batido con fruta, como la vitamina.
  6. Salsas y aderezos: también es una buena opción para variar la salsa de ensalada. En este caso, se utilizará el tipo natural, más hierbas finas, mostaza en polvo o pepino de picadillo, que sustituya bien los aderezos a base de mayonesa o crema de leche rica en grasa.
  7. Versatilidad: Versátil y delicioso, el yogur puede consumirse a cualquier hora del día.

Herpes genital: Una enfermedad preocupante


El herpes genital es una enfermedad causada por la infección de un virus denominado herpesvirus tipo 2 (en el 70% de los casos) y herpes virus tipo 1(en el 30% de los casos). El herpes genital es una enfermedad relativamente común, presentándose con una frecuencia de 300,000 casos al año en los EE.UU.

El 60-70% de los pacientes con la infección se encuentran asintomáticos o no se percatan que sufren la infección. Los síntomas más comunes son la presencia de para qué sirve la fenazopiridina y dolorosas úlceras en la región genital, fiebre, malestar general, sensación de ardor genital, ardor al orinar (más frecuente en la mujer), dolores musculares y articulares.

La enfermedad se asocia con complicaciones como meningitis viral en pacientes con predisposición inmunológica.

Las lesiones del herpes genital, denominadas vesículas, se caracterizan por pequeñas "bolsitas" rojizas las cuales se rompen y forman ulceras, esta enfermedad se resuelve espontáneamente en un lapso de 21 días.

Se localizan en la mujer en los labios mayores o menores, el cérvix y la mucosa vaginal. En el hombre se localizan en el pene y el glande, así como en la uretra.

Los factores de riesgo


Los factores de riesgo para adquirir la enfermedad son la vida sexual activa con múltiples parejas sexuales o con personas con historia de enfermedades de transmisión sexual. La enfermedad se transmite primordialmente por vía sexual, y el riesgo de contagio es mayor de hombre a mujer que de mujer a hombre.

El riesgo calculado anual de una mujer que tiene relaciones con un hombre infectado es de aproximadamente un 30%.

El tratamiento consiste en la higiene de las lesiones, el control del dolor y de los síntomas mediante analgésicos y antiinflamatorios, evitar mantener relaciones sexuales mientras estén las lesiones presentes (aunque la enfermedad puede transmitirse aun cuando no hay lesiones aparentes).

Existe un medicamento antiviral denominado Aciclovir que actúa directamente disminuyendo la cantidad del virus, disminuyendo la duración y la severidad de la enfermedad.

Los médicos para tratar esta enfermedad son los especialistas en Medicina Interna, los especialistas en Infecto logia, o bien los especialistas en Ginecología (en el caso de la mujer) o en Urología (en el caso del hombre).