¿Es La Dieta Atkins Un Fraude?


La controvertida dieta del Dr. Atkins es la más extendida de las dietas que se ofrecen al público para conseguir la pérdida de peso corporal mediante la limitación drástica del aporte de los hidratos de carbono sin restricción de las proteínas y las grasas.

En una revisión publicada en el número correspondiente al 4 de septiembre de 2004 de la revista The Lancet, Arne Astrup y colaboradores de la Royal Veterinary and Agricultural University, en Frederiksberg, Dinamarca, bajo el título "Atkins and other low-carbohydrate diets: hoax or an efective tool for weight loss?" (La dieta de Atkins y otras dietas bajas en hidratos de carbono: ¿un fraude o una herramienta efectiva para perder peso?) examinan las evidencias de unos 60 estudios realizados sobre la dieta de Atkins y otras dietas con restricción de hidratos de carbono, y llegan a la conclusión de que si bien la dieta de Atkins parece promover la pérdida de peso sin hambre a corto plazo (6 meses) con cierta seguridad para la salud, sin embargo, los efectos a largo plazo (12 meses) sobre la salud son preocupantes: cefaleas, debilidad general, calambres musculares, estreñimiento o diarrea, probablemente en relación con el déficit de hidratos de carbono, especialmente manifiesto a nivel cerebral y muscular.

Cantidad necesaria de hidratos de carbono


Siendo necesario un aporte mínimo de hidratos de carbono -que se estima en unos 150 gramos al día- para mantener las funciones orgánicas dentro de la normalidad, en la dieta de Atkins, y en su llamada fase de inducción, el aporte suele estar entre 20 y 30 gramos, y llegar después hasta los 100 gramos, aun bastante por debajo de las necesidades orgánicas.

Los investigadores daneses subrayan que, aunque con la dieta de Atkins se tiende a perder más peso a corto plazo, en los primeros 6 meses (para el profesor Arne Astrup, "la monotonía y la simplicidad de la dieta de Atkins puede inhibir el apetito y el aporte de alimentos"), las dietas convencionales -ricas en hidratos de carbono, escasas en grasa y bajas en calorías- son tan efectivas como la controvertida dieta en la reducción del peso corporal a largo plazo (12 meses), sin los preocupantes riesgos de la dieta de Atkins.

Los autores concluyen que debido a la falta de estudios científicamente bien fundamentados sobre los posibles efectos nocivos a largo plazo de la dieta de Atkins, ésta no debe ser recomendada.