La esterilidad, un problema de pareja


En la actualidad muchas parejas se ven afectadas en todos los aspectos de la vida diaria, por la incapacidad de lograr un embarazo saludable y que llegue a término, luego de algún tiempo de tener encuentros sexuales sin ninguna medida de protección para la anticoncepción, a este proceso se le conoce como infertilidad, estudios a nivel mundial documentan que entre el 10 y 20% de las parejas en edad de sana reproducción se ven afectadas.

Diferencias con otras problemáticas

Con frecuencia se habla sin diferenciar la esterilidad de la infertilidad; es importante aclarar que la infertilidad es aquel proceso que impide que el embarazo llegue a su fin, debido a que se detiene en cualquier trimestre del mismo. 

Ahora bien, en cuanto a la esterilidad expertos y estudios dejan constancia de que se manifiestan dos tipos; la esterilidad primaria que hace referencia aquellas parejas que estando sexualmente activas sin protección al cabo de dos años no logra la concepción. Por otra parte se conoce como esterilidad secundaria se manifiesta en parejas que luego de tener 1 o más hijos, pueden tardar años en lograr otro embarazo saludable y a término.

Causas frecuentes

En las mujeres la esterilidad puede estar ligada o provenir de muchos factores biológicos y psicológicos, en la parte bilógica podemos hacer referencia a los problemas hormonales de tiroides, inflamaciones pélvicas, ovarios poliquisticos síndrome metabólico, obesidad, en cuanto a la parte psicológica la ansiedad juega un papel fundamental al momento de querer planificar un embarazo, es por eso que se recomienda nivelar los niveles de ansiedad y estrés para lograr el objetivo.

Soluciones medicas

Incontables son los avances de la ciencia médica en cuanto a los tratamientos de esta patología, son procedimientos médicos detallados que buscan brindar a la pareja la posibilidad de tener el anhelado hijo sin riesgos, sin embargo las parejas que toman estas opciones deben tomar en cuenta que la mayoría de las veces esto requería una inversión de tiempo y dinero, involucrando también el área emocional, por tanto se recomienda acudir a expertos en la materia y a ser pacientes porque el proceso podría ser largo.

Es conveniente mencionar que la fertilización invitro es un proceso que tiene sus orígenes en el año 1944, cuando se implementa la fertilización asistida que consiste en extraer el ovulo de la madre y el espermatozoide del padre y en un laboratorio por medio de procesos avanzados unirlos, una vez dada la fecundación del ovulo se introducen en el aparato reproductor de la madre el embrión o los embriones según sea el caso.

De igual manera las parejas también tienen la opción de la inseminación artificial que se lleva a cabo introduciendo en la vagina los espermatozoides sin tener contacto sexual con la pareja.

En este orden de ideas es importante resaltar que las parejas también tienen la opción de iniciar un proceso de adopción que puede variar en materia de requisitos de acuerdo a país en que se realice, esta y las demás opciones planteadas constituyen una gran oportunidad para la consolidación de un hogar y la realización de la pareja en todos los ámbitos.